Si bien las pymes son un importante motor del entramado productivo, producen riqueza y emplean mano de obra, son las que más sufren los vaivenes de la economía.

Antes de responder a la pregunta que inicia este artículo, me gustaría compartir algunas estadísticas.

Comencemos con el relevamiento de Expectativas 2021-Pymes en Argentina, que constituye la octava encuesta de Pymes de PWC del país. Según esta herramienta:

-89% de las Pymes opina que la presión tributaria es uno de los temas que más preocupan.

  • 75% de las Pymes considera que la doble indemnización dificulta la contratación de nuevo personal.

En el ranking de preocupaciones de las pymes se mencionan:

  • 89%, la presión tributaria
  • 74%, la inflación
  • 58%, la volatilidad del tipo de cambio.

Evidentemente estos indicadores conforman un escenario complejo para llevar adelante cualquier actividad o emprendimiento.

Realmente ¿pensamos que el escenario post PASO va a modificar de manera sustancial estas variables y que las pymes mencionan como sus principales preocupaciones?

Considero que no. No soy politólogo, ni sociólogo, ni economista, soy un empresario/emprendedor que manifiesta su opinión.

Para superar esas preocupaciones hace falta un PLAN de PAÍS a largo plazo.

No obstante, quiero compartir un relevamiento realizado por nuestra empresa 384 Group, durante los últimos dos años, en más de 200 pymes de 18 provincias argentinas:

  • 62% de las pymes relevadas han desarrollado un plan estratégico
  • 55% realizan una proyección de ventas mensual
  • 54% han desarrollado su visión, misión y valores
  • 46% trabajan con presupuestos
  • 43% realizan un reporte financiero periódico
  • En un 43% de las pymes el dueño se asigna un sueldo
  • 41% tienen implementado un organigrama
  • 39% realizan un reporte de estado de resultados mensual

 

Algunas consideraciones sobre los resultados.

Si bien el 99% de los empresarios o empresarias PYMES dice que su empresa es “rentable”, de los datos arriba expuestos surge que menos de la mitad realiza estados de resultados, gestiona a través de presupuestos o proyecta sus ventas. Además, menos de la mitad se asigna un sueldo dentro de la estructura de costos, lo que me lleva a concluir que parte de esa “rentabilidad”, en rigor, equivale a la retribución que no se asigna el/la dueño/a de la pyme.

Solo 3 de cada 10 pymes han desarrollado algún plan estratégico. Esto es como conducir un ómnibus, con pasajeros arriba, que no saben muy bien hacia donde van.  La mitad han definido la mitad, lo que refuerza el ejemplo del ómnibus. “Estamos subidos a un ómnibus que va hacia algún lugar, lo único que nos hace no bajarnos del ómnibus es la necesidad o la confianza en el conductor”

Solo 2 de cada 10, tienen procesos estandarizados o documentados. Volviendo al ejemplo del ómnibus, “si al conductor le pasa algo, no hay ningún instructivo que permita que algún pasajero tome la conducción, porque dependen de la experiencia del conductor”.

En resumen, lo que nos refleja este relevamiento es la escasa profesionalización de las pymes. Todas las variables arriba mencionadas están dentro del “Círculo de influencia” del dueño o dueña de la pyme. Son variables INDEPENDIENTES DEL RESULTADO DE LAS PASO.

“Las empresas no cambian, sino cambia la mentalidad de quienes las dirigen”

Por: Pablo Torres, CEO 384 Group.